Los agüistas vuelven a la Villa Termal de Lanjarón

“Lugar de manantiales” es el nombre árabe de esta localidad, conocida por la diversidad y calidad de sus aguas.


La Villa Termal de Lanjarón retoma su actividad balnearia un año más. Cada temporada cientos de visitantes acuden a ella atraídos por la riqueza de sus aguas mineromedicinales, obtenidas de seis manantiales.
Precisamente su ubicación privilegiada, sobre la ladera meridional de Sierra Nevada, da una gran variedad a sus aguas, que presentan propiedades hipotermales, de mineralización fuerte, media o muy débil, carbogaseosas, bicarbonatadas, cloruradas, cálcicas, sódicas, magnésicas y ferruginosas.


La capacidad de las aguas de Lanjarón para prevenir o sanar determinadas afecciones fue descubierta de forma casual, tras recibir tratamiento un fraile capuchino que notó una gran mejoría en sus dolencias. Será a finales del siglo XVIII cuando se certifiquen las propiedades curativas del agua de algunos de sus manantiales, dándole fama nacional e internacional.




Lanjarón es una de las Villas Termales más atractivas de Andalucía, dan fe de ello el Museo del Agua, la envasadora y el Balneario. Además cuenta con una amplia oferta hotelera y en su Balneario se ofrecen tratamientos termales con fines terapéuticos (cura hidropinica, terapias respiratorias y termoterapia, entre otros), y también tratamientos estéticos o de relajación.
La Asociación Termalismo de Andalucía colabora con el Ayuntamiento de Lanjarón en el proyecto de construcción de un “Parque Mirador Paisajístico” a la entrada del municipio, con el que se pretende resaltar la importancia del agua como eje vertebrador en esta Villa Termal. La iniciativa cuenta con una inversión que supera los 222.500 euros. Además, la Asociación Termalismo de Andalucía ha subvencionado la creación del Hotel Balneario del municipio, con una inversión de más de 6 millones de euros. Ambos proyectos, mirador y hotel, están financiados por la Junta de Andalucía, a través de la iniciativa ITS Villas Termales de Andalucía.




Lanjarón, 20 de Enero de 2016