EL BALNEARIO EN EL QUE SE REVIVE LA CULTURA ÁRABE DEL AGUA

Las Villas Termales de Andalucía están en pleno proceso de apertura de Balnearios y esta semana abre sus puertas el de Cortes y Graena


Este miércoles 9 de marzo, la Villa Termal de Cortes y Graena inicia la temporada con la apertura de los baños. El Balneario de Graena, de época nazarí, es uno de los más veteranos de España, con aguas mineromedicinales que fueron declaradas de utilidad pública en el año 1869.


El Balneario se encuentra ubicado en la Villa Termal de Cortes y Graena, en la pedanía de Baños de Graena. Se trata de un entorno natural troglodítico de una belleza singular, en la estribación norte de Sierra Nevada, en la cuenca del Fardes. Uno de los atractivos de esta zona de la provincia de Granada, a tan sólo 50 kilómetros de la capital, es que el turista puede alojarse en las típicas casas-cueva, características del Altiplano, y beneficiarse al mismo tiempo de los servicios y terapias de los baños termales.




El uso de las aguas de Cortes y Graena viene de antiguo y se cree que los musulmanes que habitaron allí ya disfrutaban de las propiedades de las aguas mineromedicinales de la zona. Su cercanía a una calzada romana, conocida como Vía Hercúlea, hace pensar que también los romanos se beneficiaron de las aguas del manantial. A partir del siglo XV los médicos del Hospital Real de Guadix y del Reino de Granada, recomiendan tomar las aguas en Cortes y Graena para tratar enfermedades diversas.


El reconocimiento más importante para estas aguas mineromedicinales llegó a finales del siglo dieciocho, cuando un médico de gran prestigio, Juan de Dios Ayuda, llevó a cabo un estudio científico sobre ellas y escribió un tratado sobre sus efectos terapéuticos. Más tarde, en 1900, el Balneario recibió un diploma acreditativo por la calidad de sus aguas en la Exposición Universal de París, un reconocimiento que dio fama internacional a la localidad.
Las aguas de Cortes y Graena, emergen a 44 grados, son hipotermales y de caudal abundante. Por su composición se dividen en ferruginosas, cloruradas, sulfatadas, cálcicas y magnésicas. Están especialmente indicadas para mejorar las afecciones reumatológicas, respiratorias, dermatológicas y del sistema nervioso.

Graena ofrece baños en diversas modalidades, chorros, sauna natural, masajes y tratamientos especiales, con chocolate y envoltura de algas. La cultura nazarí del agua se recrea con la práctica del denominado “circuito árabe”, de 90 minutos de duración, que consta de piscina templada (templarium), caliente (caldarium), nebulario (frigidarium), baño turco, pasillo de cantos rodados, sala de reposo, duchas de refresco y para terminar chorro a presión. El precio es de 22 euros. También se ofrecen programas anti estrés de un día por 30 euros y baños termales por tan sólo 12 euros. Para más información, consultar en http://www.balneariodegraena.es/



Cortes y Graena, 08 de Marzo de 2016