LOS BALNEARIOS ANDALUCES ESTARÁN AL 90 POR CIENTO DE OCUPACIÓN DURANTE LA SEMANA SANTA

El turismo termal será protagonista estas fiestas con mejores cifras que el año pasado que confirman el interés creciente por las aguas mineromedicinales.


Una buena parte de los turistas que visiten Andalucía durante los próximos días festivos pasarán sus vacaciones beneficiándose de las propiedades de las aguas termales. Los alojamientos de turismo termal alcanzarán una ocupación del 90 por ciento, con cifras cercanas al lleno total en algunos balnearios durante el período comprendido entre el jueves 24 y el domingo 27 de marzo.


El turismo termal se confirma como una de las opciones más atractivas para los visitantes, mejorando los datos del año pasado, cuando se alcanzó una ocupación media del 70 por ciento. Casi la totalidad de los balnearios andaluces han abierto ya sus puertas durante el primer trimestre del año y afrontan estas vacaciones, las primeras de larga duración del ejercicio turístico, en buenas condiciones.


Aprovechando que el turismo termal gana adeptos día tras día, los espacios termales lanzan ahora ofertas especiales, con tratamientos a precios muy competitivos. El Balneario de San Andrés en Canena (Jaén), ofrece actividades complementarias a la balneoterapia, con el programa “Oleosalud”. Incluye una visita a una almazara, degustación de aceites de la tierra, masaje, circuito termal, aquagym, piscina termal y alojamiento en una cabaña de madera durante dos noches, en régimen de media pensión, por 170 euros por persona.


En Granada, la provincia andaluza con más balnearios en activo, se puede disfrutar de una gran diversidad de aguas medicamentosas, con distintas propiedades. El Balneario de Zújar, al pie del Embalse del Negratín, dispone de un circuito termal de 90 minutos, en régimen de alojamiento y desayuno, desde 55,70 euros. En el Balneario de Graena, en la Villa Termal de Cortes y Graena, se recrea la cultura nazarí del agua con el denominado “Circuito árabe”, de 90 minutos de duración, que consta de piscina templada, caliente, nebulario, baño turco, pasillo de cantos rodados, duchas de refresco y chorro a presión por 22 euros.

En Chiclana de la Frontera (Cádiz) se encuentra el Balneario de Fuente Amarga, con aguas indicadas para sanar afecciones dermatológicas, con resultados especialmente buenos en el tratamiento de la psoriasis. También son beneficiosas para combatir las dolencias reumatológicas, las respiratorias y el estrés. Este establecimiento termal, próximo a la Playa de la Barrosa, acaba de reformar el cincuenta por ciento de sus instalaciones, y pone a disposición de su clientela una “Oferta relax”, que incluye té, consulta médica, chorro a presión o baño de burbujas a elegir y masaje terapéutico de 30 minutos por 19 euros, además de circuitos termales a partir de 41,50 euros.



También en Málaga se puede disfrutar de los beneficios de las aguas termales en Villa Padierna Thermas de Carratraca, un espacio con termas de origen romano y aguas mineromedicinales que han sido distinguidas en dos ocasiones con la “Medalla de oro” por su calidad. Este Balneario neoclásico ofrece tratamientos exclusivos de salud y belleza, como el “Baño romano”, desde 50 euros, y “Cura de agua thermal” desde 70.



Los balnearios andaluces, ubicados en Villas Termales dotadas de una gran diversidad natural y un rico patrimonio histórico, son un aliciente para el turista que decide tomar las aguas. Andalucía dispone de 11 Villas Termales que ofertan alrededor de 3.000 plazas de alojamiento, con una facturación anual directa de 18 millones de euros. Gracias a su diversidad de aguas mineromedicinales es la tercera región más importante del país en el sector termal.

Alhama de Granada, 23 de Marzo de 2016