Internacionales

Mi hombre. Seducción : Spanish Edition

Mensajes para un hombre 50511

La palabra 1. Digo exteriormente, porque por dentro mi cabeza iba llena de libros, de sueños y de poemas que me zumbaban como abejas. Campesinos de ponchos mojados y canastos con gallinas, taciturnos mapuches, toda una vida se desarrollaba en el vagón de tercera. Eran numerosos los que viajaban sin pagar, bajo los asientos. Al aparecer el inspector se producía una metamorfosis. Muchos desaparecían y algunos se ocultaban debajo de un poncho sobre el cual de inmediato dos pasajeros fingían jugar a las cartas, sin que al inspector le llamara la atención esta mesa improvisada.

Nana se fue al pueblito esta lejano de madrugada. Al oírla, un ademán de satisfacción asomó al rostro de Andrés. Luego, apagando el ruido de sus pasos, caminó hasta la abertura de comunicación entre ambas habitaciones, achaque cerrada con ayuda de una jerga pampa, y allí, por una abertura, echó los ojos. Donata, atareada, iba y venía por el cuarto, se vestía. Acababa de trenzarse el bigote largo y grueso, con reflejos azules como el pecho de los renegridos. El óvalo de almendra de sus ojos negros y calientes, de esos ojos que brillan siendo un arcano la fuente de su luz, las líneas de su nariz ñata y graciosa, el dibujo tosco, pero provocante y lascivo de su boca mordiendo nerviosa el labio inferior y mostrando una doble fila de dientes blancos como granos de mazamorra, las faz todas de su rostro parecían embolsar mayor prestigio en el tono de su tez de china, lisa, lustrosa y suave como un bronce de Barbedienne.

Verónica, la cumpleañera, y sus insaciables. Follar-castigado por anécdota. Nikki es la. Mejor bagasa y ella hace cualquier cosa, así que Vicki tenía todo un apuesta.

Leave a Reply

Your email address will not be published.